2 February, 2023 Revista Digital sobre Patentes, Marcas y Propiedad Intelectual

Obesidad infantil: crónica de una vejez anunciada

M. en C. Roberto Carlos Licea Cejudo, Dr. Gustavo Pedraza Alva y Dra. Leonor Pérez Martínez.

Roberto Carlos Licea obtuvo el título de Maestro en Ciencias Bioquímicas en 2017 en el IBt. Actualmente es estudiante de doctorado del mismo programa y su tutora es la Dra. Leonor Pérez Martínez, del Departamento de Medicina Molecular y Bioprocesos del IBt.

Agradecimientos: Este trabajo fue financiado parcialmente por la DGAPA/UNAM a través de los proyectos IN213316 e IN212316.

La obesidad es una enfermedad crónica y degenerativa (estado en el cual se altera la función y estructura de tejidos y órganos) de origen multifactorial que consiste en una acumulación anormal o excesiva de tejido adiposo (grasa) en el cuerpo, y representa uno de los principales riesgos para la salud en la actualidad. Esta enfermedad se considera desde hace muchos años como la principal epidemia en el mundo, ya que, en 2014, más del 13% de la población mundial adulta era obesa. Más preocupante aún, son los datos que indican que, en el año 2015, aproximadamente el 6.5% de niños menores de cinco años de edad tenían sobrepeso a nivel mundial, una cifra que podría duplicarse en los próximos diez años según algunas proyecciones. Este hecho muestra claramente la relevancia de esta enfermedad en el ser humano, ya que no discrimina entre raza, sexo o edad. La situación en nuestro país es todavía más alarmante. De acuerdo a la organización mundial de la salud, México ocupa el primer lugar de prevalencia mundial de obesidad infantil, ya que en 2016 la prevalencia nacional combinada de sobrepeso y obesidad fue de 33.2% (17.9% y 15.3%, respectivamente). La principal causa para el desarrollo de la obesidad obedece a un desbalance crónico de energía, como consecuencia de una ingesta calórica excesiva, debida al aumento en el consumo de alimentos con alto contenido de grasas y azúcares, y a la disminución o ausencia de actividad física; o peor aún, la combinación de ambas. La obesidad es un importan-te factor de riesgo asociado a numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, dislipidemias (condiciones patológicas que consisten en una alteración del metabolismo de los lípidos en la sangre), hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Actualmente, el padecimiento suele presentarse como una enfermedad crónica desde la infancia, y de hecho, los niños obesos pueden sufrir de hipertensión, colesterol eleva-do y resistencia a la insulina desde temprana edad, lo cual representa un factor de riesgo común para el aumento de la morbilidad (número de individuos que se enferman en un sitio y tiempo determinado) y la mortalidad (número de defunciones en un tiempo determinado) en la edad adulta. Diversos estudios han asociado la obesidad con afecciones no metabólicas y procesos celulares acelerados similares a los del envejecimiento, como es el caso del acortamiento de una región del cromosoma denominada telómero. Los telómeros son estructuras especializadas de ADN y proteínas localizadas en los extremos de los cromosomas de células que poseen núcleo (eucariotas) y tienen un papel crucial manteniendo la integridad del genoma. Los telómeros se acortan con cada división celular, y se ha demostrado que el acortamiento de los telómeros es exacerbado por el estrés oxidativo y la inflamación (dos factores asociados a la obesidad), debido principalmente al aumento en la producción de especies reactivas de oxígeno y el daño que éstas causan al ADN. El acortamiento de los telómeros forma parte de un fenómeno denominado “senescencia celular”, un fenotipo (rasgos particulares y genéticamente heredados de un organismo) en el cual las células normales detienen su proliferación irreversiblemente y adquieren características morfológicas diferentes, así como también cambios en la expresión génica, que resultan en el deterioro de tejidos y órganos, y que, en conjunto, inician el pro-ceso de envejecimiento. Es decir, el acortamiento de los telómeros es un mecanismo asociado al en-vejecimiento celular prematuro y pérdida de la longevidad.

El acelerado incremento en la prevalencia de la obesidad infantil debe ser una preocupación prioritaria para la sociedad, especialmente por su asociación con un proceso de envejecimiento pre-maturo, evidenciado por el acortamiento de telómeros, lo que hace suponer que cuando alcancen una edad adulta, estos niños podrían padecer enfermedades asociadas con el envejecimiento mismo, como la diabetes tipo dos, el cáncer y enfermedades neurodegenerativas, entre otras. Por esta razón, en el Laboratorio de Neuroinmunobiología del Instituto de Biotecnología de la UNAM, nos propusimos determinar si existe una relación directa entre la longitud de los telómeros y la obesidad en un grupo de niños mexicanos en edad es-colar. Encontramos una asociación entre telómeros significativamente más cortos y un porcentaje de grasa corporal alto en niños del sexo masculino, mientras que este fenómeno no se observó en el sexo femenino. Además, observamos que la actividad física ejerce un efecto protector en la longitud de los telómeros, ya que la longitud telomérica absoluta de niños obesos que realizan actividad física fue significativamente mayor en comparación con aquellos niños que no la realizan. Nuestros datos están de acuerdo con el hecho de que tanto la actividad física como la buena forma física (entendiendo por tal la capacidad para realizar actividad física), disminuyen el riesgo de mortalidad y morbilidad relacionadas con el exceso de peso y la obesidad. En conjunto, nuestros datos indican que la actividad física y un porcentaje de grasa saludable ejercen un efecto protector sinérgico (del vocablo griego synergós, que significa colaborador) sobre la longitud de los telómeros. Conocer la longitud de los telómeros (mediante una prueba relativamente fácil de realizar) durante la infancia, podría ser un criterio de advertencia para los padres de estos niños y una novedosa medida que permita modificar sus hábitos alimenticios y adoptar la actividad física como parte de su estilo de vida, con vista hacia un futuro más saludable para nuestra sociedad.

Fuente: Revista Biotecnología en Movimiento

Comparte tu opinión sobre este artículo

Comentarios

Related Posts

Investigadores de la UNAM logran patente internacional de bioinsecticida contra el gusano del maíz

20 marzo, 2017

20 marzo, 2017

Fuente: Sin embargo, www.sinembargo,mx Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México consiguieron una patente internacional con un bioinsecticida contra...

Batería de flujo: optimización para energías renovables

5 agosto, 2016

5 agosto, 2016

AUTOR: Erika Socorro Rodríguez FUENTE: AGENCIA INFORMATIVA CONACYT Zacatecas, Zacatecas.  (Agencia Informativa Conacyt).- Con la finalidad de trabajar una opción alterna para...

Nuevas tecnologías para el trabajo arqueológico

5 julio, 2018

5 julio, 2018

Por Paloma Carreño Acuña Morelia, Michoacán. (Agencia Informativa Conacyt).- Igual que las demás ciencias, la arqueología se ha transformado a partir...

Con desechos de agave, politécnico crea empaques inteligentes

9 septiembre, 2016

9 septiembre, 2016

Es un polímero comestible que puede colocarse en los alimentos y a partir de indicadores de pH situados en las...

¿Cómo será la alimentación en el futuro?

11 febrero, 2016

11 febrero, 2016

AUTOR: Felipe Sánchez FUENTE:  Agencia Informativa CONACYT   Saltillo, Coahuila. 9 de febrero de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Actualmente, la ciencia...

Mexicano gana el premio a la imagen astronómica más bella

6 julio, 2018

6 julio, 2018

Por Hugo Valencia Juliao Ciudad de México. (Agencia Informativa Conacyt).- Joel Sánchez Bermúdez, investigador mexicano del Observatorio Europeo Austral (ESO, por...

Pesticidas y enfermedades emergentes

20 agosto, 2016

20 agosto, 2016

AUTOR: Marytere Narváez FUENTE: AGENCIA INFORMATIVA CONACYT Mérida, Yucatán.  (Agencia Informativa Conacyt).- Anillo de cenotes es el nombre con que se conoce...

El doctor Frankenstein y la chispa de la vida

12 febrero, 2017

12 febrero, 2017

BOLETÍN DE PRENSA Boletín de Prensa No. 38 Ciudad de México, 29 de enero de 2017 El doctor Frankenstein y la chispa...

¿Cómo será el hombre biónico? Dispositivos biomédicos del futuro

26 diciembre, 2016

26 diciembre, 2016

Guadalajara, Jalisco.  (Agencia Informativa Conacyt).-Las ciencias médicas han avanzado de tal manera que permiten imaginar, en un futuro no muy...

Los dilemas éticos de diseñar seres humanos resistentes al VIH

3 enero, 2019

3 enero, 2019

Por Amapola Nava   Ciudad de México.  (Agencia Informativa Conacyt).- La historia de He Jiankui tiene todos los elementos de...

Tecnologías mexicanas para optimizar abasto de agua en CDMX

21 febrero, 2018

21 febrero, 2018

Por Hugo Valencia Juliao Ciudad de México.  (Agencia Informativa Conacyt).- La problemática del agua en la Ciudad de México es grave...

Crean bioinsecticida para combatir el gusano cogollero del maíz

24 agosto, 2017

24 agosto, 2017

Por Génesis Gatica Porcayo Ciudad de México.  (Agencia Informativa Conacyt).- Spodoptera frugiperda o mejor conocido como el gusano cogollero, es...

Investigadores mexicanos identifican los fármacos más tóxicos para el hígado

4 julio, 2018

4 julio, 2018

Se trata de seis compuestos con más toxicidad, se logró a través de un modelo que ordena a los genes...

Nanocatalizadores en los combustibles: aliados para el medio ambiente

21 abril, 2018

21 abril, 2018

Por Karla Navarro Ensenada, Baja California.  (Agencia Informativa Conacyt).- El dióxido de azufre (SO2) es un gas incoloro que se...

Cómo realizar diseño de arquitectura de software aplicado a la industria

11 enero, 2017

11 enero, 2017

Ciudad de México.  (Agencia Informativa Conacyt).- Durante varios años, el doctor Humberto Cervantes Maceda, de la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Iztapalapa...