Reconoce Universidad de Bristol a científico mexicano por su diseño de drones autónomos

Reconoce Universidad de Bristol a científico mexicano por su diseño de drones autónomos

Modelos matemáticos para optimizar redes de transporte
Estudiantes diseñan pulsera-monitor de uso médico
Nuevo método para detectar cardiopatías en recién nacidos
Con harina de soya, estudiantes buscan eliminar antibióticos del agua

El galardón es entregado por primera vez a un investigador del INAOE con esta especialidad

El científico mexicano José Martínez Carranza, investigador del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), obtuvo el nombramiento honorario Senior Research Fellow por parte de la Universidad de Bristol, en Inglaterra, en reconocimiento a su trayectoria en la institución y al exitoso proyecto binacional que encabezó.

Martínez Carranza llegó a la Universidad de Bristol a realizar un doctorado en ciencias computacionales y permaneció en la institución por siete años, pues fue investigador postdoctoral hasta 2014. Al año siguiente se incorpora a la plantilla académica de INAOE y postula un proyecto México/británico para el diseño y construcción de drones autónomos que no utilizaran GPS con vías a desarrollar vehículos inteligentes que puedan tomar decisiones por sí mismos.

El proyecto RAFAGA (Robust Autonomous Flight of unmanned Aerial vehicles in Gps-denied outdoor Areas/Vuelo Autónomo Robusto de Vehículos Aéreos no Tripulados in áreas exteriores sin acceso a GPS). Entre sus principales logros está el haber diseñado métodos para que los drones ejecuten vuelos autónomos basados en inteligencia artificial, robótica y visión por computadora.

“Entre marzo de 2015 a abril de 2018 desarrollamos investigación con resultados que se han publicado en revistas científicas y congresos internacionales, también hemos diseñado prototipos para tareas industriales como el levantamiento de inventario en bodegas industriales e inspección de turbinas eólicas. Asmismo, participamos en competencias internacionales con muy buenos resultados”, destaca el investigador mexicano.

“Obtuvimos el financiamiento para RAFAGA por parte del Newton Advance Fellowship y que respalda la Royal Society, uno de los organismos ingleses de ciencia y tecnología que a través del fondo Newton trata de establecer alianzas con países estratégicos y México es uno de ellos a nivel Latinoamérica.

El proyecto binacional ha formado a estudiantes mexicanos, algunos de ellos realizando estancia en la Universidad de Bristol con asesores e investigadores de la prestigiosa institución académica inglesa. Es así que se han titulado cinco alumnos de nivel licenciatura, seis de maestría. Actualmente hay cuatro más de doctorado en progreso.

El equipo QuetzalC++, del proyecto RAFAGA, obtuvo el primer lugar en IROS 2017 Autonomous Drone Racing Competition certamen para drones autónomos de carreras en Vancouver, Canadá. Nunca antes un conjunto mexicano había ganado una competencia similar a nivel internacional.

De igual manera logró el segundo lugar en la categoría interiores del International Micro Air Vehicles Conference and Competition IMAV 2016, en Beijing, China.

RAFAGA logró con talento mexicano desarrollar métodos que le permiten a un dron, sólo con los sensores a bordo, determinar su posición y lo que hay en el ambiente, a fin de trazar y ejecutar por sí mismo una ruta de vuelo mediante el procesamiento de datos visuales en tiempo real.

“Hemos logrado desarrollar un sistema en el que podemos inspeccionar bodegas industriales para levantar inventario. Cuando lo realiza una persona se tiene que desplazar por estructuras muy altas y complejas, lo que pone en riesgo su vida. Nuestro drón vuela de manera autónoma en la bodega y escanea los códigos QR o de barra que tienen los productos para hacer el registro de manera más rápida y sin riesgos. Este mismo sistema lo estamos refinando para poder utilizarlo en inspección de turbinas eólicas con drones autónomos, entre otras más aplicaciones con problemas similares.”

“Contemplamos proteger intelectualmente el desarrollo y eso puede implicar patentes. Hemos tenido acercamientos de empresas para conocer nuestro sistema, de manera que nos interesa transferir la tecnología o colocarla como servicio a empresas o industrias”, destaca el investigador del INAOE.

“Este cargo honorario me convierte en un integrante honorario del grupo de científicos de la Facultad, y la categoría senior reconoce mi independencia como investigador en la especialidad de ciencias computacionales”, comparte satisfecho el científico mexicano. (Agencia ID)

Comparte tu opinión sobre este artículo

Comentarios