14 July, 2024 Revista Digital sobre Patentes, Marcas y Propiedad Intelectual

Planta piloto para aprovechar recursos vegetales del semidesierto

Por Felipe Sánchez Banda

Saltillo, Coahuila.  (Agencia Informativa Conacyt).- Con la participación de científicos de cinco instituciones de educación superior (IES) del noreste de México, en el Departamento de Investigación en Alimentos (DIA) de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la Universidad Autónoma de Coahuila (Uadec), inició operaciones formalmente la Planta Piloto para la Obtención de Compuestos Bioactivos.

Este proyecto tiene como objetivo la extracción de compuestos de valor agregado y fomentar la investigación, aprovechamiento de recursos vegetales del semidesierto y residuos agroindustriales de la región de forma sustentable.

Mediante el Fondo Sectorial Sagarpa-Conacyt 2015, investigadores de cinco instituciones educativas gestionaron y desarrollaron este proyecto con la finalidad de detonar la innovación y el desarrollo regional del sector agroindustrial.

Con esta colaboración interinstitucional y trabajo en equipo, los especialistas buscan que esta planta piloto se convierta en un puente que vincule la investigación con el sector agroindustrial, y generar alternativas económicas a los productores, a partir de plantas y residuos considerados, anteriormente, como desechos.

Aprovechamiento de plantas y residuos agroindustriales

Dr.-Raúl-Rodríguez-Herrera-(1).jpgEspecialistas de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN), el Instituto Tecnológico de Ciudad Valles —que pertenece al Tecnológico Nacional de México (Tecnm)— en San Luis Potosí y la Universidad Autónoma de Coahuila (Uadec), en trabajo conjunto, presentaron el proyecto Núm. 266936, ante el Fondo Sectorial Sagarpa-Conacyt 2015, para la creación de una Planta Piloto para la Obtención de Compuestos Bioactivos, a partir de plantas poco valoradas del semidesierto y residuos del sector agroindustrial.

“Una planta piloto se define como un lugar en el que se escala una producción que se obtuvo en el laboratorio, donde generalmente se trabaja a una escala muy pequeña porque son costosos los reactivos y los materiales, por eso se hacen investigaciones a escala muy pequeña, en volúmenes menores a 50 mililitros (ml). En cambio, en una planta piloto, se escala ya cuando se tienen estandarizados algunos procesos a nivel laboratorio, es decir, se trata de incrementar los volúmenes”, explicó el doctor Raúl Rodríguez Herrera, responsable técnico del proyecto, miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y profesor investigador del DIA en la Facultad de Ciencias Químicas de la Uadec.

El Departamento de Investigación en Alimentos de la universidad cuenta con experiencia, desde hace años, en el estudio de las propiedades de plantas del semidesierto chihuahuense y trabajos con residuos como cáscara de granada, nuez y otras más. A partir de estos antecedentes, investigadores del departamento, en conjunto con otras instituciones, decidieron plantear el proyecto, así lo indicó la doctora Adriana Carolina Flores Gallegos, profesora investigadora del DIA de la Uadec, miembro nivel I del SNI e integrante del proyecto.

“Debido a los antecedentes que existían en el grupo, al doctor Raúl Rodríguez le surge el interés por participar en la convocatoria, nos invita y decidimos plantear la extracción de estos biocompuestos, a partir de algunas de las plantas de las que ya contábamos con antecedentes y revisar cuáles eran algunas otras fuentes que en la región no eran tan aprovechadas”.

El especialista Raúl Rodríguez Herrera agregó que anteriormente trabajaban con volúmenes de 50 ml y estas instalaciones permitirán el escalamiento de la investigación a una producción de cuatro litros a nivel piloto.

Captura de pantalla 2018-02-22 a las 17.09.19.png“Esta planta piloto se planteó con la necesidad de aprovechar los subproductos de alimentos, entre ellos, principalmente, cáscaras, hojas, también algunos granos que no son del todo utilizados. También estamos tratando de aprovechar algunos recursos del semidesierto. Se espera identificar y extraer compuestos que tengan propiedades bioactivas que puedan ser utilizados para el control de hongos y bacterias, ayudar en el tratamiento contra el cáncer, contra la diabetes, antiinflamatorios, etcétera”, puntualizó el doctor.

Dentro de los subproductos o residuos alimentarios que trabajarán en la planta piloto destacan: cáscaras de melón, sandía, granada, nuez, orujo de uva (aunque no es propiamente una cáscara), entre otros. También investigarán en torno a hojas de guanábana, planta de chile y pulpa de café; además de plantas del semidesierto como gobernadora, hojasén y rosa de Castilla; cultivos poco valorados como el sorgo, etcétera.

Etapas de investigación

El proyecto Planta Piloto para la Obtención de Compuestos Bioactivos consta de tres etapas, con una duración, contemplada, de un año cada una. Este desarrollo está autorizado con un presupuesto de 14 millones 500 mil pesos (MXN) aproximadamente. Respecto a la primera etapa, el responsable técnico destacó que esta fase se centró en determinar las mejores condiciones de extracción de los compuestos bioactivos a partir de las diferentes fuentes.

“En la primera etapa, se identificó qué compuestos químicos, especialmente del grupo de los polifenoles, tiene cada uno de los materiales vegetales que trabajaremos; se les hicieron muchísimos estudios para determinar qué compuestos tienen y hacer ensayos para ver si los podíamos tener lo más purificados que pudiéramos”.

Actualmente, la primera etapa está cerca de concluir y los especialistas esperan iniciar la segunda etapa de este desarrollo en marzo de 2018. La segunda etapa consistirá en la evaluación de actividades biológicas de los compuestos de origen orgánico.

“La segunda etapa será la evaluación de las actividades biológicas que pueden presentar estos extractos: actividad antibacteriana sobre bacterias transmitidas en alimentos, efecto hipoglucemiante, efecto contra diferentes líneas celulares de cáncer, insecticidas, coadyuvante en enfermedad de insuficiencia renal y otras actividades biológicas”, detalló la investigadora Flores Gallegos.

Finalmente, la tercera etapa estará centrada en el escalamiento de la producción de los compuestos bioactivos, la capacitación y transferencia de tecnología a asociaciones de productores de estos cultivos.

Vinculación y desarrollo

Investigación-en-planta-piloto-(33).jpgEn la tercera etapa, ya con las actividades biológicas de los compuestos identificadas, los investigadores buscarán el escalamiento a nivel piloto de los compuestos y la transferencia de conocimiento y tecnología entre los productores de la región.

“Lo que queremos es producir, a escala piloto, estos compuestos lo más purificados posible. Al producirlos en escalas más grandes, a la par, vamos a establecer una serie de cursos a organizaciones de productores, pequeños empresarios y a aquellos que estén interesados a llevar a escala comercial esto que tenemos a escala piloto”, señaló el científico Rodríguez Herrera.

Durante esta última etapa, se instruirá a productores en el uso del equipo híbrido de ultrasonido-microondas para que puedan emplearlo; desarrollarán foros de difusión de resultados dentro de la planta piloto y capacitarán a los productores de las distintas áreas (como melón, sandía, nuez, etcétera) que quieran aprovechar los residuos que se generan.

“Ha pasado año y medio de que comenzó a funcionar el proyecto técnicamente y es muy interesante tener la oportunidad de desarrollarlo, y las colaboraciones entre todos los que formamos parte de él han permitido encontrar resultados muy interesantes que, considero, van a tener un impacto importante en la salud, en el tratamiento de enfermedades, en los alimentos, entre otros”, destacó la especialista Flores Gallegos.

Respecto al trabajo conjunto y la importancia de la vinculación, el maestro en ciencias José Antonio Lazcano Ponce, director adjunto de Desarrollo Tecnológico e Innovación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), resaltó la asociación entre instituciones a nivel nacional para fomentar la investigación en todo el país.

“Hay una política muy importante de generar consorcios, grupos de trabajo que aprovechen la infraestructura física y humana que se tiene en cada una de las instalaciones, para que realmente se puedan hacer proyectos de mayor alcance”.

Investigación-en-Desarrollo-en-planta-piloto.jpgEl doctor Jesús Acevedo Alemán, subdirector de Investigación de la Uadec, añadió que esta planta piloto contribuirá a la calidad educativa de la institución y al desarrollo del sector agroindustrial de la región.

“Esta nueva infraestructura contribuirá con la educación de calidad de la Universidad Autónoma de Coahuila, además de fortalecer el desarrollo industrial y científico en la región con servicios especializados”.

Acerca del futuro de la planta piloto, los investigadores de la Uadec enfatizaron que existen muchas actividades que pueden desarrollarse con estas nuevas instalaciones como: buscar otras aplicaciones, efectos derivados de sustancias combinadas para incrementar actividades, crear manuales para replicar procesos en otros laboratorios, entre otras.

“Es un proyecto muy grande que ha involucrado la participación de muchos investigadores y desde su planteamiento ha favorecido la colaboración entre distintas instituciones y facultades. Esto nos habla del grado de compromiso que existe entre todos los investigadores, y con el mejor esfuerzo de cada uno de los que participamos, los alcances podrán ser mayores”, subrayó Flores Gallegos.

Esta planta piloto está disponible para productores o investigadores que deseen lograr el aprovechamiento de residuos y plantas del desierto, así lo expresó el responsable técnico Raúl Rodríguez Herrera.

“Estamos abiertos a cualquier colaboración, tanto institucional como empresarial, podemos establecer convenios de colaboración con diferentes empresas e instituciones y si alguien está interesado en utilizar las diferentes metodologías que nosotros estamos implementando, pueden acercarse”.

Comparte tu opinión sobre este artículo

Comentarios

Related Posts

Tecnología al alcance de la mano

24 julio, 2018

24 julio, 2018

Por Ricardo Capilla Vilchis Ciudad de México.  (Agencia Informativa Conacyt).- Gustavo Hernández Heras, egresado de ingeniería en comunicaciones y electrónica por...

Tecnologías mexicanas para optimizar abasto de agua en CDMX

21 febrero, 2018

21 febrero, 2018

Por Hugo Valencia Juliao Ciudad de México.  (Agencia Informativa Conacyt).- La problemática del agua en la Ciudad de México es grave...

¿Cómo eliminar fluoruros del agua?

10 mayo, 2016

10 mayo, 2016

Aguascalientes, Aguascalientes. 6 de mayo de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Rigoberto Tovar Gómez, jefe del Departamento de la División de Estudios...

Unidad de Biotecnología del CICY: investigación de punta

9 octubre, 2016

9 octubre, 2016

Mérida, Yucatán. 12 de septiembre de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Cultivo in vitro, técnicas de micropropagación y estrategias integrales asociadas al cultivo...

Investigador construye microscopios de efecto túnel

19 enero, 2017

19 enero, 2017

Ensenada, Baja California.  (Agencia Informativa Conacyt).-Como un trabajo paralelo a sus labores de investigación, el doctor José Valenzuela Benavides, investigador...

Descubren científicos mexicanos propiedades antiinfecciosas y anticancerosas en moléculas de chile habanero y aguacate criollo

23 febrero, 2017

23 febrero, 2017

A partir del hallazgo se contempla la fabricación de un producto para uso medicinal en animales y humanos Un grupo...

Diseñan sensor capaz de detectar el cáncer de mama por medio de la saliva

28 abril, 2016

28 abril, 2016

Autor: Janet Cacelín FUENTE:  AGENCIA INFORMATIVA CONACYT Ciudad de México.  (Agencia Informativa Conacyt).– Para miles de mujeres el principal indicador para...

Tecnología del sabor: dos nuevos aromas de cacao

6 diciembre, 2016

6 diciembre, 2016

Guadalajara, Jalisco.  (Agencia Informativa Conacyt).- El cacao es un fruto originario del continente americano y domesticado en Mesoamérica, utilizado desde tiempos...

Cemie-Eólico, alianza para la ciencia y tecnología del viento

9 agosto, 2016

9 agosto, 2016

AUTOR: Ana Luisa Guerrero FUENTE: AGENCIA INFORMATIVA CONACYT Cuernavaca, Morelos.  (Agencia Informativa Conacyt).- México se ha planteado como meta que en...

Experimentan antiinflamatorios contra el cáncer

27 junio, 2016

27 junio, 2016

AUTOR: Amelia Gutiérrez FUENTE: CONACYT, AGENCIA INFORMATIVA CONACYT Colima, Colima.  (Agencia Informativa Conacyt).- Mediante terapias experimentales, con base en el uso de fármacos...

Tecnología de membranas para purificar gas natural

26 septiembre, 2018

26 septiembre, 2018

Por Felipe Sánchez Banda Saltillo, Coahuila.  (Agencia Informativa Conacyt).- Con la finalidad de desarrollar tecnología más sustentable y de menor...

Nueva página web para promover el envejecimiento saludable en México

10 mayo, 2017

10 mayo, 2017

Fuente: Hidro Cálido, www.hidrocalidodigital.com El boom de las aplicaciones y páginas web ha sido la inspiración para que la Secretaría...

Crean investigadores mexicanos hilo y tela que mata bacterias

28 marzo, 2018

28 marzo, 2018

Son factibles de utilizarse en la fabricación de uniformes para enfermeras, laboratoristas y médicos, u otros insumos hospitalarios Las infecciones...

Sólo 25% de mexicanos con hemofilia tienen cuidados necesarios del sector salud

25 noviembre, 2018

25 noviembre, 2018

Un tercio de los casos son nuevos por la mutación espontánea de un gen, sin que hubiese un antecedente familiar...

El mexicano que participó en el descubrimiento de las ondas gravitacionales

25 febrero, 2016

25 febrero, 2016

POR: Verenise Sánchez FUENTE:  AGENCIA INFORMATIVA CONACYT   Ciudad de México. 23 de febrero de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Eran las 9:40...