Entrevista al Dr. José Rodrigo Roque Díaz

Presidente-IMPI-MiguelBadillo-0110

15/09/2011 • De la Casa • Visto: 380

 

México DF Julio 20, 2011.

DIRECTOR GENERAL DEL IMPI, POR LA REVISTA MI PATENTE

1.- ¿De donde es originario?
Soy originario de la Ciudad de México.

2.- ¿Con qué grados académicos cuenta y cuál es su experiencia profesional?
Hice mi Licenciatura en Derecho en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM); posteriormente obtuve los grados de Maestro en Derecho Fiscal y de Finanzas Públicas, así como de Maestro en Ciencias Políticas, ambos por la Universidad de París; y soy Doctor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Respecto de mi experiencia profesional, me he desempeñado en las áreas jurídicas de la Secretaría de Programación y Presupuesto (SPP), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). También ocupé el cargo de Director Jurídico de la Dirección General del Derecho de Autor y estuve al frente de la Dirección General de Legislación en la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal.

En el Sector Economía estuve a cargo de la Coordinación General Jurídica de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (COFEMER), de la Dirección General de Normas (DGN) y de la Subprocuraduría de Verificación de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).

En la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ocupé el cargo de Subprocurador Fiscal Federal de Investigaciones.

Recientemente fui nombrado por el Presidente Felipe Calderón como Director General del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

De manera paralela a mis actividades como funcionario público, y convencido de que la educación es fundamental para el desarrollo y crecimiento de la sociedad, soy catedrático de Derecho Constitucional en el programa de Posgrado en Derecho de la UNAM y de Derecho Administrativo en el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

3.- ¿Con qué valores comulga?
Democracia, tolerancia y estado de derecho.

4.- ¿Cuál es su visión del país en 10 años?
Veo un país consolidado en materia económica, política y de estado de derecho, capaz de resolver los grandes retos sociales que enfrenta. Veo mayor igualdad entre las personas y una mayor equidad, para transitar con rumbo claro hacia una mayor justicia social.

5.- ¿En qué circunstancias recibió la noticia de que sería el nuevo Director del IMPI –quién se lo informó-, y cuál fue su primera reacción?
Me encontraba en mi oficina, en la Procuraduría Fiscal, y fue el Secretario de Economía, Bruno Ferrari, quien me comunicó que el Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, me había designado como Director General del IMPI. Mi primera reacción fue de agradecimiento porque el Primer Mandatario me considerara la persona adecuada para encabezar al IMPI. No obstante que no soy ajeno al tema de la propiedad intelectual, por mi experiencia en la entonces Dirección General del Derecho de Autor, hoy Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDAUTOR), reconozco que fue una sorpresa saber que estaba siendo considerado para sustituir a Jorge Amigo, a quien le tengo mucho aprecio y conozco desde hace muchos años.

La propiedad intelectual no sólo son las patentes o las marcas, sino todo lo que engloba la materia que incluye los derechos de autor, es un elemento fundamental para consolidar el estado de derecho en México, y la protección de estos derechos es sumamente relevante para el desarrollo económico de los países, que se encuentran insertados en un mundo globalizado.

6.- ¿La decisión para aceptar incorporarse al IMPI fue inmediata o le tomó tiempo pensarlo? ¿Qué tomó en cuenta para decidir?
Por supuesto que la decisión fue inmediata, ya que para mí representa un gran reto personal y profesional. La propiedad intelectual es una de las materias más interesantes en el tema de regulación económica, que es algo a lo que me he dedicado durante muchos años en mi ejercicio como funcionario público.

7.- Cuando decide aceptar el cargo de Director General ¿Cuál consideró que sería el reto más importante de su administración?
A mi llegada al IMPI, me encontré un Instituto que venía realizando un excelente trabajo, por lo que el reto al que me enfrento es el de preparar al país para su integración al concierto económico y político mundial, desde el punto de vista del sistema de la propiedad intelectual, dándole un giro a algunos temas para brindar mayor certeza jurídica a los actores económicos, innovadores, empresarios, autores, inventores y creadores, que contribuyen al desarrollo económico, social, industrial y cultural de nuestro país.

En los próximos años el Instituto tendrá, por un lado, una mayor actuación en el combate a la piratería y la competencia desleal que tanto lesiona a la sociedad, y por el otro, impulsará una activa participación en el sistema de innovación en México, propiciando la actualización técnica de las empresas.

8.- Tanto titulares de los derechos de propiedad industrial como sus apoderados exigen mayor rapidez en los servicios ofrecidos por el IMPI, como es la concesión de patentes y los procedimientos contenciosos que se ventilan en esta institución. ¿Nos podría mencionar si tiene alguna propuesta de acciones, mejoras o cambios para mejorar esta situación?
Sí, estamos trabajando en tres vías. Una, apoyando un diálogo constructivo con los profesionales de la propiedad industrial; tan es así que hace unos días, el 13 de julio, tuvimos una reunión de varias horas en la que en un foro de 140 personas abordamos temas que tienen que ver con la tramitación y los servicios que presta el Instituto; lo que sin lugar a duda beneficiará a los usuarios del sistema.

En segundo lugar, estamos trabajando, conjuntamente con la COFEMER para evaluar el impacto económico de los trámites que se presentan en el Instituto, así como para trazar un mapa de ruta que nos permita identificar hacia dónde vamos y qué caminos debemos de seguir para aplicar principios coherentes y consistentes de mejora regulatoria para la prestación de nuestros servicios a la ciudadanía.

Finalmente, estamos haciendo un ejercicio interno, apoyados por el CIDE, con el objetivo de mejorar nuestros procesos, a través de un análisis y diagnóstico objetivo y externo. Es decir, mediante ese análisis se realizará una especie de auditoría jurídica que nos permita detectar cuáles son las áreas de oportunidad para implementar las mejoras correspondientes. Estamos haciendo el mayor de los esfuerzos para mejorar nuestra atención y respuesta a los usuarios del Instituto y no solamente se trata de un esfuerzo empírico, sino, como decía, un esfuerzo sistemático, técnico, en el que participen instituciones de gran prestigio como el CIDE y la COFEMER para que, de manera objetiva, nos orienten sobre qué camino debemos tomar para la obtención de los mejores resultados.

9.- Algunas reformas en la legislación mexicana que se han adoptado en el sistema de propiedad intelectual, desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari hasta hoy, han obedecido a presión de los intereses de compañías internacionales, si bien esto ha sucedido ante el órgano legislativo, deseamos saber si el IMPI, que está a su cargo, será un medio de equilibrio o protagonista a favor, en contra o permanecerá neutro en esta situación, y qué planes tiene al respecto.
La propiedad intelectual tiene una naturaleza muy específica y una fuerza propia que no está definida por compañías internacionales; tan es así que existe un organismo mundial que sienta el marco jurídico general para regularla, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), que es la agencia especializada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en esta materia.

Por otro lado, debe precisarse que la propiedad intelectual es un tema que se aborda y estudia en distintos foros económicos, jurídicos e incluso en materia de derechos humanos, por lo que yo no me atrevería a considerar siquiera la idea de que la legislación con que contamos en nuestro país, sea producto de presiones e intereses específicos, sino que se trata del resultado de un gran movimiento mundial que tiene que ver con mejorar los mecanismos para ofrecer protección sólida y efectiva a las actividades creativas, de investigación y desarrollo, comerciales, de competencia, etc., en pro de todos los agentes económicos, entre los que podemos mencionar a las pequeñas y medianas empresas, los investigadores que generan tecnología, los centros de investigación, las instituciones de educación superior y, por supuesto, los grandes actores económicos; no solamente las compañías internacionales. De esta forma, todos los agentes que concurren en el mercado, encuentran reglas de competencia económica leales, honestas y lo más homogéneas posible.

Al final, también se trata de un tema de estado de derecho, donde la protección de los derechos de propiedad intelectual no es exclusiva de compañías internacionales.

10.- Al haber laborado en el INDAUTOR ¿qué podemos esperar de la relación del IMPI con esta Institución?
Mantendremos la magnífica comunicación interinstitucional como hasta el día de hoy, y no solamente con el INDAUTOR, sino con todas las áreas del Gobierno Federal, independientemente si conozco o no a los titulares o haya trabajado en ellas. Yo creo que el principio de actuación del IMPI debe basarse en una estrecha coordinación con las distintas áreas competentes, no en función de la historia personal del Director o de qué tipo de relaciones ha logrado construir en lo individual, sino en función de los intereses comunes que pueda haber entre las instituciones, es decir, entre los distintos entes del Estado.

11.- Ante la inminente posibilidad de realizar solicitudes de trámites ante el IMPI vía electrónica ¿qué planes se tienen para las oficinas regionales? ¿permanecerán o serán removidas? En el supuesto de que continúen las oficinas regionales ¿qué postura tiene respecto de que éstas puedan tener funciones de fondo y no sólo de recepción o ventanilla, así como el que puedan participar en operativos y acciones de procedimientos de infracción?
En relación con el futuro de las oficinas regionales, creo que la pregunta se tiene que contestar en un contexto más global y partiendo del hecho de que estamos estudiando todos nuestros procesos de atención al público, con miras a funcionar de manera más eficiente y a eliminar los costos de cumplimiento de los particulares. Es decir, el posible reordenamiento de la manera en que funcionan tanto las oficinas centrales como las regionales obedecerá a principios de mejora regulatoria. De ahí que, a partir de las grandes conclusiones a las que lleguemos con la COFEMER en materia de mejora regulatoria, del diálogo que mantendremos con los particulares y del estudio de los procedimientos internos que está efectuando el CIDE, podremos definir la forma en que funcionarán todas las oficinas, incluidas las regionales.

12.- ¿Qué desea usted lograr como una aportación que trascienda en su administración al frente del IMPI para el sistema de propiedad intelectual?
Encaminar al Instituto a ser una entidad de la administración pública que proteja eficientemente y garantice de manera legal los derechos de propiedad industrial. Continuar con el liderazgo a nivel mundial para poder hacer de México un país de referencia en el tema de protección de los derechos de propiedad intelectual. Todo ello tendrá, sin duda, repercusiones positivas. Y no me refiero únicamente a satisfacciones personales: se trata de hacer que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial contribuya al desarrollo económico y al respeto del Estado de Derecho.

13.- ¿Cuál es su mensaje para todas las personas que están expectantes sobre el rumbo que tomará el IMPI bajo su gestión?
Vamos a conseguir, durante y más allá de esta administración, que el Instituto sea un buen garante de la propiedad intelectual; teniendo como expectativas que se van a topar no frente a un funcionario que dirige un Instituto, sino a una Institución que actúa de manera objetiva, eficiente y ordenada conforme a la ley y el Estado de Derecho.

Comparte tu opinión sobre este artículo

comments

Tags: , , , ,